Revista de Análisis Plural

Entrevista a Delfí Robinat, presidente de la Cámara de Comercio de Tàrrega

0

Capital del Urgell, Tàrrega concentra casi la mitad de la población de esta comarca leridana, unos 16.500 habitantes. Es un municipio dedicado, en gran medida, al comercio y al sector servicios, y destaca por albergar uno de los eventos culturales más conocidos en toda Europa: la Feria de Teatro en la Calle de Tàrrega. De la actividad ferial, empresarial y económica del municipio hemos hablado con Delfí Robinat, presidente de la Cámara de Comercio más pequeña de Cataluña.

Texto: Redacción   Fotos: Cámara de Comercio de Tàrrega / Ayuntamiento de Tàrrega


Robinat reconoce que en Tàrrega la crisis ha dejado su huella,

Teniendo en cuenta que preside la entidad desde el año 2002, ¿cuál es la mejor y la peor parte de capitanear la Cámara de Comercio con el presupuesto más bajo de las 13 que hay en Cataluña?
Siempre lo he visto como una oportunidad. Tenemos una estructura muy equilibrada, sin pasivos y un emblemático edificio en el que no hay ninguna parte hipotecada. Y es gracias a las exportaciones de las empresas del territorio que podemos equilibrar más o menos nuestro presupuesto. Dicho esto, otra de las vías de ingresos importantes de la Cámara son los certificados de origen: documentos destinados a probar el origen de las mercancías, autentificar que son de origen comunitario.
Es cierto que somos la Cámara más pequeña por dimensión, pero somos grandes en cuanto a nuestra capacidad de arraigo en el territorio y de proximidad con las empresas. También impulsamos iniciativas que han contado con la presencia de figuras de alto nivel como Antoni Brufau (presidente de Repsol), José María Gay de Liébana, el presidente Puigdemont o la Junta Directiva del Barça.

¿Cómo definiría la situación económica actual de la ciudad? ¿Empiezan a ver los primeros signos de recuperación en cuanto al sector servicios?
En Tàrrega, como ha ocurrido en el resto del país, la crisis nos ha afectado mucho, sobre todo al comercio por la caída del consumo. Ahora parece que las cosas empiezan a remontar, pero es un sector que debemos potenciar y defender porque la nuestra es una ciudad comercial.

¿Cuáles cree que son los factores determinantes para que el comercio de proximidad haga frente a la llegada continuada de franquicias en Tàrrega?
Tàrrega tiene una gran tradición comercial con unos rasgos característicos muy marcados. La mayoría de locales son propios, es decir, han pasado de generación en generación, y aquellos que trabajan son gente muy profesional, que saben atender y aconsejar muy bien el cliente. Y esto, a pesar de que los centros comerciales y las franquicias los tomen cada vez más relieve, empuja gran parte de la población a volver a la tienda tradicional, la de siempre.

«Es cierto que somos la Cámara más pequeña [de Cataluña]por dimensión, pero somos grandes en cuanto a nuestra capacidad de arraigo en el territorio y de proximidad con las empresas.»

¿Y qué me dice de la industria agroalimentaria, uno de sus puntos fuertes?
Aquí siempre ha predominado la agricultura de secano (el cultivo cereales), pero ahora, con la inversión del Segarra-Garrigues, viviremos un transformación de la industria agroalimentaria muy importante. Es una obra lenta, pero en Tàrrega, con el Canalet en funcionamiento, nos encontramos en la parte final. Es vital que podamos incorporar cultivos y productos nuevos, diferentes del cereal y que tengan un valor añadido alto. De hecho, el Grupo Borges impulsó la plantación de los primeros pistacheros en regadío hace poco más de un año y ya están dando sus primeros frutos.

Ya que ha hecho referencia al Grupo Borges, empresa líder en exportación de sus productos, qué rol juegan las ventas en el mercado exterior en Tàrrega?
Más del 70% de la facturación que suma Borges proviene de las exportaciones. Y el caso de los Turrones Vicens de Agramunt també es similar. Ahora bien, en la Cámara representamos a 3.000 empresas, pero sólo una decena de ellas facturan más de 15 millones de euros. Con esto quiero decir que básicamente el tejido empresarial lo componen pymes de mercado local que no exportan.

«En la Cámara representamos a más de 3.000 empresas, sobre todo pymes de mercado local. Sólo 10 tienen una facturación superior a los 15 millones de euros. «

Tampoco podemos pasar por alto la actividad ferial de su ciudad. Este año han celebrado la 36 Feria de Teatro de Tàrrega, uno de los certámenes de artes escénicas más relevantes en España y en Europa. ¿Cuál es el balance que hace como presidente de la Cámara de la reciente edición?
Muy positiva, la verdad. Un estudio encargado a la empresa Ceres (con datos de las ediciones de 2013 y 2014) concluyó que cerca del 75% de las compañías catalanas de la sección oficial son contratadas a raíz de su participación en la Feria. Además, según el mismo informe, cada euro que las instituciones invierten en la Feria genera un retorno de siete euros.

Es evidente que la Feria es un activo consolidado en Tàrrega, pero mirando hacia el futuro, ¿cuáles son sus reclamaciones para la mejora económica de la ciudad?
En la Cámara trabajamos para la defensa de los intereses generales del comercio y de la industria y, por este motivo, pedimos unas buenas infraestructuras. Debemos aprovechar que estamos al lado de Barcelona, Tarragona, Zaragoza y Andorra.
A modo de ejemplo, hace años que reclamamos la reforma de la famosa C-14, carretera que va desde Tàrrega a Montblanc y que se encuentra en un estado bastante precario. Luego, evidentemente, también nos perjudica que el trayecto para ir Barcelona con la línea R12 sea de más de dos horas y media… Hay que invertir para mejorar el acceso a la ciudad y su promoción.

Enviar Comentario