Revista de Análisis Plural

La gestión de personas en la banca sostenible

0

Cuando presentamos a nuestros estudiantes el modelo de banca basada en valores generalmente se producen dos reacciones. La primera, de sorpresa por la existencia de estos bancos. La segunda, de certeza de que, a largo plazo, estos abandonarán su misión frente al objetivo del beneficio. Hay algo de verdad en eso. Los bancos basados en valores están sometidos a una presión increíble para estandarizarse, aumentar su eficiencia y alejarse de las particularidades geográficas y contextuales. Y esto es incompatible con un compromiso profundo con las necesidades de las comunidades marginadas y de los sectores emergentes, como las energías renovables.

Lillian Steponaitis. Fellow del Just Money Program del MIT Community Innovators Lab.
Dra. Katrin Kaeufer. Investigadora sénior del MIT Community Innovators Lab.


Así, con el objetivo de proteger la misión frente a estas presiones, esta debe estar presente en el día a día de todos los empleados del banco y en el modo cómo se gestiona su trabajo. Tras haber colaborado durante años con gerentes de recursos humanos de bancos de todo el mundo, nos gustaría destacar aquí dos lecciones clave: la primera es que la misión no es solo una idea estática y abstracta; integrar valores es una práctica diaria. Así como las habilidades técnicas evolucionan y se expanden con el tiempo, las habilidades que la misión requiere también pueden hacerlo. Por ejemplo, a menudo se pide a los banqueros basados en valores que consideren los datos financieros y cualitativos para tomar una decisión sobre un préstamo. Hacer esto correctamente exige un análisis matizado y buen juicio, no listas de verificación. Esta es una habilidad que puede ser enseñada y promovida por el banco.

Pocos precedentes
La segunda es que las prácticas y políticas de recursos humanos deben reinventarse para servir eficazmente a los bancos basados en valores. La contratación, la integración, la gestión del rendimiento, la compensación y otros aspectos requieren de una redefinición. En el caso de los pagos de bonificación (bonus), por ejemplo, ¿podemos confiar en la motivación intrínseca o deberían integrarse valores en el esquema de compensación? El reto radica en que hay pocos ejemplos sobre cómo innovar la gestión de personas en una organización centrada en misiones, lo que significa que los gerentes de recursos humanos en los bancos basados en valores deben estar abiertos a la experimentación y al cambio.

A menudo se pide a los banqueros basados en valores que consideren los datos financieros y cualitativos para tomar una decisión sobre un préstamo. Hacer esto correctamente exige un análisis matizado y buen juicio, no listas de verificación. Esta es una habilidad que puede ser enseñada y promovida por el banco

Aprender de todos
No existe una “mejor manera” de practicar la gestión de personas basada en valores ya que los contextos difieren mucho en todo el mundo. Un esquema de compensación que tiene éxito en los Países Bajos puede no tenerlo en Estados Unidos o Nepal. Pero de las innovaciones en contextos y culturas diferentes se pueden extraer lecciones; por ello, reunimos a expertos líderes de todo el mundo para hacer precisamente eso. La innovación en la banca basada en valores –no sólo en la gestión de personas, sino en todas las áreas del negocio– se beneficia enormemente del intercambio abierto de éxitos, fracasos y diversas visiones para crear un futuro más sostenible.

Enviar Comentario