Revista de Análisis Plural

Las empresas en España: tipología y necesidades

0

¿Cuál es la composición del tejido empresarial español? ¿Qué peso tienen en él pymes y autónomos por sectores y CCAA? ¿Qué grado de innovación alcanzan las empresas? ¿Cuáles son sus principales elementos de competitividad? Lo descubrimos de la mano de la patronal PIMEC.

Coordinación: Mundo Empresarial en colaboración con PIMEC. 


La importancia de la representación de las pymes

 Josep González.
Presidente de PIMEC. 

Las micro, pequeñas y medianas empresas son el motor de la economía española y, junto a los profesionales autónomos, conforman la mayor parte del tejido productivo de nuestro país. Por esta razón, es fundamental que estén bien representadas.

PIMEC, como patronal que defiende los intereses de las pymes y de los trabajadores autónomos en Cataluña, destaca el acuerdo histórico al que se ha llegado este año en relación a la representatividad patronal.

En junio de 2018, el Tribunal Supremo no admitió los recursos de Foment del Treball Nacional y Fepime, y permitió medir la representación empresarial, algo que hizo posible alcanzar un acuerdo, sin precedentes, el pasado 16 de marzo, después de que PIMEC iniciara la medición de su afiliación. Tras 12 años, ocho procesos judiciales, y con la intermediación del Departament de Treball, Afers Socials i Famílies de la Generalitat de Cataluña, se ha producido este acuerdo, que establece la unidad de acción y la paridad en la representación empresarial que PIMEC había defendido siempre: un 50%-50% entre grandes y pequeñas empresas. En beneficio de las pymes, se ha logrado que, por fin, el mapa patronal catalán sea propio del siglo XXI, tal y como está configurado en otros países de la Unión Europea i la propia Europa.

Tras este acuerdo, y el trabajo realizado por PIMEC en la defensa y representación de las pymes y de los autónomos, así como sus propuestas y acciones de lobby, podemos concluir que las pymes están bien representadas. Sin embargo, esta representación, a nivel estatal, de la pequeña y mediana empresa frente a las grandes compañías es algo que hasta hace poco era inexistente.

Para cambiar esta situación, a finales de 2018, se constituyó la Plataforma Pymes, organización empresarial intersectorial a la que PIMEC se ha sumado como miembro fundador, y que representa a más de 2 millones de profesionales autónomos y pymes. Gracias a esta plataforma, se está trabajando junto con diferentes patronales de todo el Estado para poder otorgar a las pequeñas y medianas empresas la relevancia que les corresponde, bajo el nuevo concepto del ‘Capitalismo Exclusivo’, cuyo principal factor es la equidad y la igualdad de oportunidades entre empresas, basándose en los principios de demanda, donde se denuncian las políticas de rentas excesivas, mercados regulados, clientelistas y financieros.

Las pymes y sus necesidades
Recientemente, he tenido el gran honor de recibir, por parte de la Generalitat de Cataluña, una de sus máximas distinciones: la Cruz de Sant Jordi. Este reconocimiento a mi labor al frente de la patronal catalana PIMEC me enorgullece por la importancia que tiene el hecho de ayudar a las pymes y a los profesionales autónomos a fortalecer sus negocios, solucionar sus problemas del día a día y mejorar su competitividad.

Es imprescindible para nuestra economía que las pymes tengan una buena salud. Aun así, queda mucho camino por recorrer en la mejora de su situación. Por ejemplo, hay que potenciar la industria y hacer que la administración pública simplifique los trámites y la burocracia a la que las empresas y los autónomos están sometidos.

 

Las pymes se están adaptando a nuevos modelos de negocio y deben abordar temas como el de la transformación digital si quieren crecer o, simplemente, sobrevivir

Es necesaria una mejora de la eficiencia energética a través de la reducción de los costes, ya que el alto precio al que se paga el kW/h resta competitividad a los negocios. También urge impulsar medidas en materia de segunda oportunidad y definir iniciativas que acaben de una vez por todas con la morosidad empresarial, que está perjudicando tanto a las pymes. Además, se debe ayudar a las empresas en su transición a la era digital.

En materia de infraestructuras, PIMEC ha instado en diversas ocasiones al Gobierno de España a cumplir la inversión presupuestada de dicha partida y, en caso de no poder ejecutarla, derivar a cada Comunidad Autónoma ese capital para que estas puedan llevar a cabo medidas con el objetivo de mejorar las infraestructuras, algo que afecta de forma muy directa al tejido empresarial.

Respecto a los trabajadores autónomos, considero muy necesario facilitar los procesos de relevo generacional, legislar sobre la nueva figura del autónomo digital y colaborativo, e intentar simplificar su tributación, entre otras cuestiones.

Enviar Comentario