Revista de Análisis Plural

Entrevista a Mariya Gabriel. Comisaria europea de Investigación, Innovación, Educación, Cultura y Juventud

0

Mariya Gabriel (Gotze Delchev, Bulgaria, 1979) es Comisaria de Investigación, Innovación, Educación, Cultura y Juventud. Muy vinculada en la política europea en los últimos años, en el anterior Ejecutivo de Jean-Claude Junker fue la encargada de Economía Digital durante dos años. Antes de ser eurodiputada durante ocho. En próximo quinquenio estará enfocada en cómo mejorar la excelencia en la innovación y la investigación en la UE, entre ellos la apuesta por la era digital.

Texto: Esther Herrera.
Fotos: Comisión Europea


La incidencia de la revolución digital en el tejido productivo y económico ya se ha convertido en uno de los elementos clave para el funcionamiento de la economía europea. Según Gabriela, supone también una oportunidad para crear “una economía y una sociedad más sostenible”

Como nueva Comisaria de Investigación, Innovación, Educación, Cultura y Juventud, ¿cuáles son sus expectativas en los próximos cinco años?
Estar en el cargo de esta importante y gran cartera es un auténtico honor y privilegio. También es una oportunidad para tener una economía y una sociedad más sostenible; para permitir que nuestras Pequeñas y Medianas empresas, start-ups y compañías puedan desarrollarse para innovar, y asegurarnos quela próxima generación de europeos tengan las aptitudes adecuadas para un mercado laboral cada vez más digital. Para mí, la educación, la investigación y la innovación van de la mano. A menudo hablamos del triángulo del conocimiento, y podemos añadir una cuarta dimensión, su servicio a la sociedad. Me comprometo a que todos estos aspectos trabajen juntos, con una visión a largo plazo para llevar a la UE a una real área del conocimiento. Para conseguirlo, necesitamos un acuerdo ambicioso en los próximos presupuestos multi anuales, especialmente para los programas que reflejen nuestras prioridades para el futuro: como Horizonte Europa, Erasmus Plus, Europa Creativa o el Cuerpo Europeo de Solidaridad. Los próximos meses serán cruciales. Además, tenemos otros retos en que me quiero centrar: debemos dar más apoyo a las mujeres, especialmente en la ciencia. Debemos cerrar esta división entre el este y el oeste; debemos explotar todo el potencial en la educación, la innovación, la cultura y aprovechar la cooperación internacional, especialmente con nuestros vecinos de los Balcanes occidentales y los países de América Latina.

Sobre la emergencia climática: “Para llegar al objetivo de la neutralidad climática, debemos descarbonizar Europa al menos seis veces más rápido de lo que se ha hecho hasta ahora.

¿Cree que Europa debería hacer más en investigación e innovación para competir con países como los Estados Unidos?
Europa ha estado al frente de muchos avances científicos y tecnológicos innovadores. Actualmente, la UE produce un tercio de la mejor ciencia del mundo, con tan solo el 7% de la población mundial. Además, somo el área más abierta en investigación e innovación. Pero tenemos que hacer más para hacer frente a los principales retos de la sociedad y seguir compitiendo globalmente. El último ranking de Indústria e Inversión demuestra que las inversiones de las compañías europeas siguen creciendo, cerca de un 5%.  Al mismo tiempo, las inversiones de las empresas Europas han augmentado dos veces más que los Estados Unidos y cinco veces más que la China. Es necesario que estimulemos la innovación más disruptiva y trasladar la excelencia en la investigación en servicios y productos innovadores. Por esta razón, hemos creado el Consejo Europeo de Innovación bajo el programa Horizonte Europa. Reforzará nuestra competitividad global financiando start-ups innovadoras y PYMEs que llevarán a Europa al frente de una nueva ola de avances e innovación. Por ejemplo, uno de los primeros proyectos en recibir financiación del Consejo Europeo de Innovación es el proyecto español ‘Battery Plus’. Augmentará el atractivo de vehículos híbridos y eléctricos gracias a beterías de alto rendimiento.

Con el nuevo Pacto Verde, la innovación y la investigación serán clave para llegar a la neutralidad climática. ¿Cómo puede Europa contribuir en esta cuestión?
La investigación y la innovación son esenciales para la transformación. Con el programa Horizonte 2020, la UE ha financiado proyectos que han ayudado a reducir las emisiones de efecto invernadero en la construcción de edificios entre un 30% y un 50% con el desarrollo de nuevas tecnologías para medir nanopartículas en el aire y la construcción del ferri 100% eléctrico con más potencia del mundo. Pero eso es sólo la punta del iceberg. El nuevo programa de investigación e innovación, Horizonte Europa, por el período 2021-2027 está diseñado para tener todavía más impacto. No es casualidad que al menos el 35% del presupuesto de Horizonte Europa esté destinado a proyectos relacionados con el clima.

Sobre el papel de la investigación en la igualdad de género: “Seguimos muy de cerca el progreso que se está haciendo en la igualdad de género en la investigación y la innovación en la UE, y es una de mis prioridades”

Para llegar a la neutralidad climática el 2050, Europa debe invertir más en energías renovables. ¿Se ha hecho suficiente? Los paneles solares siguen siendo muy inaccesibles para un ciudadano europeo común
Estamos en medio de una emergencia climática, y Europa ha de tomar acciones decisivas para detener el cambio climático. Por eso el Pacto Verde Europeo es una de las máximas prioridades de esta Comisión. Para llegar al objetivo de la neutralidad climática, debemos descarbonizar Europa al menos seis veces más rápido de lo que se ha hecho hasta ahora. Nuestra ambiciosa agenda en investigación e innovación será clave para encontrar soluciones. Y, respondiendo a su pregunta: en los últimos años la UE ha dado apoyo a la investigación y la innovación para reducir significativamente el coste de la electricidad renovable. Como resultado de esto, la energía eólica es ahora la electricidad más barata en muchas regiones, también la solar. También quiero remarcar que reducir el coste de las energías renovables no debe ser nuestro único objetivo. También es necesario asegurar que tengamos una energía eficiente, sostenible, segura y circular a lo largo de toda la cadena de valor.

Gracias a su anterior cartera, fua nombrada una de las mujeres con mayor influencia en la ciberseguridad. ¿es este también un reto para la investigación? Especialmente con los riesgos que trae la comunicación 5G…
Absolutamente. Las amenazas en ciberseguridad nos rodean y evolucionan rápidamente. Esto significa que nosotros debemos ir todavía más rápido. Es necesario que mejoremos nuestras aptitudes en ciberseguridad en la UE. Por es ya hemos financiado varios proyectos, como el programa español Countercraft. Esta plataforma bloquea los ataques y la extracción de información en compañías y organizaciones gubernamentales. Otro proyecto financiado por la UE es el denominado SHIELD. Este impresionante proyecto ofrece servicios de seguridad gracias a la inteligencia artificial y el aprendizaje automático. El sistema identifica amenazas a tiempo real, se reconfigura en el mismo y las elimina. La ciberseguridad no la importan las importan las fronteras, por eso nos lo tomamos tan seriamente. Es importante que unamos fuerzas para tener una Europa digital segura. Sobre la cuestión del 5G, estamos actualmente finalizando un plan conjunto con los Estados miembros y la Agencia Europa de Ciberseguridad para identificar los riesgos que puede traer la nueva tecnología 5G.

Con el programa Horizonte Europa, l Comisión Europea apoya planes de género para universidades y organizaciones. Pero las mujeres científicas todavía sufren la desigualdad. ¿Cómo se abordará esta cuestión?
Seguimos muy de cerca el progreso que se está haciendo en la igualdad de género en la investigación y la innovación en la UE, y es una de mis prioridades, como he comentado. Los últimos datos muestran que vamos por el camino correcto. De media, las mujeres superan entre los estudiantes y los graduados y casi hemos llegado en igualdad de número entre hombres y mujeres doctorados. ¿Esto significa que tenemos que estar satisfechos? Ni mucho menos. Las mujeres siguen infrarepresentadas en disciplinas como la ciencia, la tecnología, las ingenierías y las matemáticas. Sólo un 15% tienen lugares de responsabilidad en el mundo académico en Europa, y esto es inaceptable. Claramente, la igualdad de género es una cuestión en que es necesario centrarse también a través del Área Europea de Investigación. De hecho, hemos pedido a todos los países miembros que parlen de género en sus planes de acción nacionales en el refuerzo de la investigación y la innovación.

Sobre la seguretat del 5G: “Sobre la qüestió del 5G, estem actualment finalitzant un pla conjunt amb els Estats membres i l’Agència Europea de Ciberseguretat per identificar els riscos que pot portar la nova tecnologia

La brecha de género no es la única que hay. También entre países ricos y pobres en su rendimiento en la investigación. ¿Cómo se abordará esta disparidad?

Tienes tota la razón, y para mi es una de las prioridades reducir esta brecha. La Investigación y la Innovación dividida en Europa es ahora mucho más acusada que en el pasado. En la avaluación del programa de investigación Horizonte 2020 podemos ver mejoras, pero en los próximos cinco años lo quiero acelerar. En Horizonte Europa hemos propuesto un augmento de la inversión para augmentar la participación y la excelencia en la investigación a un 3,3% frente al 1% actual. Esto ayudará a estimular también la movilidad de los investigadores y la calidad de las propuestas. La excelencia no debería ser una cuestión geográfica.

Usted también es Comisaria de Educación, y uno de sus programas estrella es el Erasmus+. En un reciente informe del Tribunal de Cuentas de la UE se alertaba que no todos los estudiantes se podían permitir salir al extranjero porque las becas no eran suficientes. ¿Qué hará la Comisión para reducir esta diferencia entre los estudiantes?
La inclusión es uno de los principales objetivos de Erasmus+. Queremos un Erasmus que llegue a más personas, con orígenes diversos, especialmente e aquellos que tienen menos oportunidades, de manera que todos se puedan beneficiar al margen de su clase social, discapacidades o su origen geográfico. Debemos asegurarnos que la situación personal de las personas, especialmente en la desigualdad, no les impida formar parte del programa Erasmus. Mi estrategia es poder llegar a personas con menos oportunidades. Por ejemplo, cubriendo los gastos extraordinarios y augmentar los participantes con necesidades especiales o que tengan menos oportunidades. La proporción de participantes en estas situaciones es actualmente del 11,5%. Con el nuevo programa, queremos augmentar el apoyo de personas con menos oportunidades y tener formatos más flexibles, como estancias más cortas.

Enviar Comentario