Revista de Análisis Plural

El concepto económico: Tipos de cambio efectivos reales

0

Podemos definir el tipo de cambio nominal como la cantidad de moneda nacional que se necesita para comprar una unidad monetaria extranjera

Francisco Menargues García. Decano-presidente del Colegio de Economistas de Alicante.


Es decir, es el precio de adquisición de una unidad monetaria extranjera. El pasado 24 de septiembre, por ej., el tipo de cambio nominal del yen japonés frente al euro fue de 0,0081 euros. Esto significa que para comprar un yen japonés hubo que pagar 0,0081 euros.

Cuando el tipo de cambio nominal de una moneda disminuye, aumenta el valor de dicha moneda frente a la otra. Se dice, entonces, que la moneda se ha apreciado. En cambio, decimos que una moneda se ha depreciado cuando su tipo de cambio nominal frente a otra, aumenta.

Como en cualquier otro mercado, el tipo de cambio nominal se fija en base a oferta y demanda. De tal forma que si una moneda se demanda más que otra, se apreciará. Así mismo, si la oferta de una moneda aumenta más que la oferta de otra, se depreciará.

Los tipos de cambio reales pueden definirse como tipos de cambio nominales deflactados por una media ponderada de los precios o costes de un determinado país en relación con los precios o costes de otro, o en el caso de España de la zona del euro. El tipo de cambio real representa el poder adquisitivo de nuestra moneda en el extranjero. Para calcular el tipo de cambio real se puede utilizar la siguiente fórmula:

El tipo de cambio real es un indicador de la competitividad de un determinado país. Una apreciación del tipo de cambio real supone una pérdida de competitividad, es decir, un encarecimiento en el precio relativo de la cesta de bienes y servicios en relación a la de otro país. Una depreciación del tipo de cambio real supone una ganancia de competitividad, es decir, un abaratamiento en el precio relativo de la cesta de bienes y servicios en relación a la de otro país.

Dado que la competitividad interesa medirla, no frente a un país concreto sino frente a un conjunto de países, más o menos amplio, con los que existe la mayor parte de las relaciones comerciales, en lugar de evaluar el comportamiento del tipo de cambio real frente a un país concreto es útil evaluarlo frente a ese conjunto de países. Para conseguir este objetivo se elaboran los tipos de cambio efectivos, tanto nominales como reales, en los que se ponderan las monedas de los diferentes países objeto de interés, atendiendo al peso que tienen en el comercio exterior.

Podemos definir así los Tipos de Cambio Reales Efectivos como la relación entre los índices de precios al consumo de nuestros principales socios comerciales con respecto a la economía de nuestro país expresados en una misma moneda.

Las variaciones en el tipo de cambio real tienen importantes efectos sobre la economía de un país:

  • Afectan a la competitividad de los productos de fabricación nacional respecto a los productos fabricados en el exterior.
  • Alteran la actividad económica en la medida en la que afectan a la demanda agregada como consecuencia de su incidencia en las exportaciones y las importaciones.
  • Influyen en el saldo de la balanza comercial y de la balanza de bienes y servicios, ya que las apreciaciones del tipo de cambio real deterioran la balanza comercial, mientras que las depreciaciones la mejoran.

 

Enviar Comentario