Revista de Análisis Plural

Parlamento de Catalunya. La voz de los catalanes

0

mon-empresarial-003-presidenta-parlament

Como órgano representativo del pueblo, el Parlament ocupa una posición central en el sistema institucional del autogobierno de Cataluña. Su principal misión es legislar, impulsar y controlar la acción política del Gobierno de la Generalitat.

Texto: Olivia Majó
Fotos: Parlamento de Catalunya


Pparlament catalaPara encontrar el origen de la tradición parlamentaria en Cataluña hay que remontarse hasta el siglo XI, cuando se crearon las asambleas de la paz y tregua. Formadas por representantes de la Iglesia, la nobleza y el pueblo, se encargaban de aprobar medidas para garantizar periodos de calma en medio de las continuas guerras entre señores feudales. También tomaban acuerdos de carácter fiscal, que fomentaban la actividad comercial y facilitaron la aparición de villas y mercados.
En el siglo XI nace también la Corte condal, convertida en las Cortes Generales de Cataluña en el siglo XII. La integraban altos representantes civiles y eclesiásticos, consejeros y jueces. Tenía potestad jurídica y ayudaba al monarca a tomar decisiones.
Con la caída de Barcelona en 1714, el Decreto de Nueva Planta de Felipe V abolió todo el derecho público catalán y las instituciones encargadas de desarrollarlo. El autogobierno, institucionalizado en la Generalitat de Catalunya, no se recuperó hasta la proclamación de la Segunda República.

Años convulsos
El 20 de noviembre de 1932 tuvieron lugar las primeras elecciones en el Parlament, presidido por Lluís Companys. La institución tuvo que trabajar en un contexto muy convulso y vio interrumpida su trabajo durante dos años (de 1934 a 1936). Al caer la República española en 1939, el Parlament y el resto de órganos de la Generalitat fueron nuevamente abolidos y, durante la dictadura franquista, las aspiraciones de autogobierno del pueblo catalán quedaron completamente truncadas.

Restablecimiento
En 1977, sin embargo, con el retorno del presidente Josep Tarradellas del exilio, se recuperó provisionalmente la Generalitat, que quedó definitivamente restablecida una vez aprobada la Constitución española (1978) y el Estatuto de autonomía de Cataluña (1979). Finalmente, el 20 de marzo de 1980 se celebraron las primeras elecciones en el Parlament, que restablecían la actividad parlamentaria.

El 20 de noviembre de 1932 tuvieron lugar las primeras elecciones en el Parlament, presidido por Lluís Companys

En menos de 100 palabras

  • Grupo parlamentario: equivale al partido político o coalición electoral. Es el encargado de convertir su programa en iniciativas parlamentarias. Para formar grupo hay un mínimo de cinco miembros, elegidos por circunscripciones diferentes.
  • Grupo mixto: la integran los diputados pertenecientes a un partido que no ha obtenido suficiente representantes para crear grupo propio.
  • Mesa del Parlamento: ordena el trabajo parlamentario e interpreta el reglamento.
  • Pleno del Parlamento: todos los diputados reunidos en sesión debaten cuestiones que son competencia de la cámara.
  • Comisiones: grupos reducidos de diputados, especializados en una materia, que reproducen proporcionalmente la distribución de grupos del pleno.
Entrevista a Núria de Gispert, presidenta del Parlamento de Catalunya

mon-empresarial-003-nuria-gispertEs la primera mujer que preside la cámara catalana. ¿Cree que este hecho le ha representado una ventaja o un inconveniente?
A lo largo de los cinco años de mi presidencia, he hecho hincapié en la promoción de los derechos de las mujeres, del talento femenino, de políticas de paridad y de conciliación. Salvo algún caso muy aislado de machismo, no he sentido que ser mujer me haya perjudicado ni me haya favorecido en mi trabajo.

¿Cuáles deben ser las principales cualidades que debe tener una persona para presidir el Parlament?
Debe tener capacidad de interlocución y entendimiento, talante moderado y mucha ecuanimidad. Además, hay que adoptar un perfil institucional, absolutamente alejado de posiciones sectarias y de rencillas políticas.

De todos los momentos vividos al frente de la institución, ¿qué recuerda especialmente?
Han habido momentos difíciles, otros muy emotivos y trascendentales. A título personal, destacaría mi toma de posesión. No me encontraba sola. Me acompañaban todas las mujeres catalanas que han luchado por la dignidad, por nuestros derechos y nuestra presencia en la vida pública, así como nuestras hijas y nietas, que verán una sociedad plenamente equitativa, justa y equilibrada.

“Reivindico una manera de hacer política constructiva, de diálogo y pacto.”

¿Cómo valora la aprobación de la ley de transparencia?
Representa un salto cualitativo muy importante de cara a combatir los puntos de opacidad del sistema que podían amparar prácticas poco o nada adecuadas.

¿Y en qué punto se encuentra el proceso de elaboración de la nueva ley electoral propia?
Superó el debate en el pleno el 6 de mayo. Espero que podamos aprobarla en este tramo final de la legislatura, aunque sea parcialmente, porque también servirá para mejorar la vinculación con la ciudadanía y la rendición de cuentas de los diputados y los partidos.

¿Cómo vivió la comparecencia del ex presidente Jordi Pujol en el Parlamento?
Con mucha tristeza, incluso desconcierto. Duele que una persona que ha hecho tanto por Cataluña y por la democracia vea manchada su trayectoria por unos hechos que son desechables, y también que haya quien se cebe.

En los últimos años el Parlament ha vivido momentos muy intensos. ¿Ha notado más crispación esta legislatura?
El actual está siendo más tranquilo que el anterior, que vivió episodios graves de tensiones y mucha crispación. Se solapó el punto álgido de la crisis con el desarrollo del proceso por el derecho a decidir, que provocó la consolidación de posiciones antagónicas y muy beligerantes.

¿Cree que gracias al proceso soberanista los catalanes se sienten más implicados en la vida política?
Sí, ha servido para que una parte importante de la población tenga mucha esperanza en la posibilidad de mejorar la situación nacional, social, cultural y económica de Cataluña, y que se involucre de una manera ilusionada en campañas cívicas y eventos multitudinarios alrededor del derecho a decidir de los catalanes.

Una de las prioridades del Parlament es que la sociedad participe más activamente en todo lo que se hace dentro de la cámara.
Sí, hacemos muchas actuaciones para abrirnos a la sociedad. Destacaría la oferta educativa o el Canal Parlament, que permite que la actividad parlamentaria entre a los hogares en tiempo real. Por otra parte, en el espacio Escaño 136 de la web los ciudadanos pueden hacer aportaciones, comentarios o sugerencias sobre los proyectos y las proposiciones de ley que se están tramitando.

Para terminar, ¿cómo valora la situación económica de Cataluña, hoy?
Quiero ser moderadamente optimista con respecto a la situación económica actual de Cataluña y sus perspectivas, con el convencimiento de que lo peor ya ha pasado y de que, a pesar de las heridas que quedan aún por curar, tenemos un futuro mejor a nuestro alcance.

Enviar Comentario