Revista de Análisis Plural

Londres. La jungla de los negocios

0

Es el corazón y el alma del Reino Unido y, a pesar de disponer de más de un detractor, nunca deja indiferente a nadie. Entretenimiento, gastronomía, cultura y, sobre todo, negocio. Londres es cosmopolita y tradicional a partes iguales sin perder en ninguna ocasión la identidad que la caracteriza.

Texto: Berta Seijo


Oficines a la City
Foto: Pcruciatti / Shutterstock

Aristocrática, vintage, teatral o multicultural, la capital británica tiene incontables versiones de sí misma y, precisamente, este es el atractivo que sus visitantes más valoran. Londres es sinónimo de ocio y diversión para los turistas inquietos, pero a la vez una ciudad donde los negocios juegan un papel muy importante. La prueba viene de la mano de su barrio más antiguo, fundado por los romanos en el año 46 aC y que, a pesar de ser un símbolo de modernidad, aún conserva las fronteras de la Edad Media. Hablamos de la City, el Wall Street europeo por excelencia donde trabajan cerca de 330.000 personas de todas las nacionalidades y donde, a diario, se compran y venden productos financieros por valor de casi dos billones de dólares. Y es que el dinero es el alma de este paraíso de los brokers que aporta cerca de un 9% del PIB del Reino Unido y del que dependen, directa o indirectamente, un millón de puestos de trabajo. Rodeada de rascacielos y edificios que no pasan desapercibidos en medio de la tradicional arquitectura inglesa, la City alberga 500 bancos de todo el mundo, entre los que destacan las seis hermanas de la banca británica: Barclays, Lloyds, HSBC, Santander, Nationwide y Royal Bank of Scotland.

Rodeada de rascacielos y edificios que no pasan desapercibidos en medio de la tradicional arquitectura inglesa, la City londinense alberga 500 bancos de todo el mundo, entre los que destacan las seis hermanas de la banca británica: Barclays, Lloyds, HSBC, Santander, Nationwide y Royal Bank of Scotland.

Com de la noche a la mañana
Gratacels de la City de LondresLa jornada laboral es tiempo de caos en la City: gentlemen británicos con paraguas, sombrero y trajes a medida se mezclan con personas de todas las culturas y estilos diferentes que ya forman parte del encanto de la capital. Todos andan con prisas, acostumbrados a ver cada día los altos edificios que conforman el barrio: por un lado el Swiss Re -más conocido como The Gherkin, por su forma de pepino-, diseñado por Norman Foster; por otro, el Shard London Bridge, obra del arquitecto Renzo Piano y recientemente galardonado con el título del rascacielos más alto de Europa, con 310 metros de altura y totalmente recubierto de vidrio.
Pero al caer la noche nadie adivinaría la agitación que durante el día se ha vivido en las calles de la City. Considerada una de las zonas urbanas con menor densidad nocturna del planeta, todo apunta a que las ocho horas de sueño para los hombres y mujeres de negocios son sagradas.

¿Qué esconde Londres?
La ciutad británica tiene rincones llenos de encanto a su mapa. Aquí destacamos dos:
 - Kensington Roof Gardens, unos jardines casi tropicales con flamencos rosas incluidos, propiedad del magnate de los negocios Richard Brason.Kensington Roof Gardens
 - Little Venice, un trocito de la ciudad de los canales al estilo inglés donde se localizan varias casas flotantes y que se puede encontrar en el Regent 's Canal, antes de llegar al Támesis.monempresarial-001-london-little-venice
Transbordo asegurado
Baker Street station
Foto: Littlesam / Shutterstock


Bus "Routemaster" sobre el Pont de Londres
Es bien sabido que la manera más rápida de moverse por Londres es el metro. La capital británica posee la red de transporte subterráneo más antigua del mundo, en funcionamiento desde 1863 y con miles de kilómetros de vía. Durante su construcción, las excavaciones dieron lugar al descubrimiento de fósiles de leones, elefantes, mamuts y, sorprendentemente, tiburones.
En cuanto a los míticos autobuses rojos de dos pisos -llamados routemasters-, aunque en 2005 se decidió suprimir su circulación para agilizar el tráfico, aunque son una alternativa de transporte para los londinenses y turistas más nostálgicos. Como legado, se dejaron dos céntricas rutas -9H y 15H- que visitan las zonas más emblemáticas de la capital.

Enviar Comentario