Revista de Análisis Plural

Las nuevas caras metodológicas de la formación superior

0

Después de más de 30 años en el sector de la formación superior universitaria he podido apreciar el esfuerzo que cada año ponemos todos los profesionales del sector en buscar, mejorar y dinamizar el aprendizaje de los profesionales en activo que participan en acciones formativas.

ALFONSO CEBRIÁN DÍAZ. Director de la Fundación Formación y Futuro.


Durante muchos años, las escuelas de formación de directivos de todo el mundo utilizaron la formación del “Método del Caso” para exponer, clara y sencillamente, que se trataba de una formación fundada en hechos reales y contrastados. La importancia de este método es que permitía el debate entre los miembros de un grupo y, lo que es todavía más crucial, demostraba que no existía una solución “mágica” que fuese cien por cien correcta. Hoy en día, sin embargo, la evolución de las diferentes metodologías de formación interactiva, sobre todo desarrolladas a través de plataformas educativas on-line, han revolucionado el sector, permitiendo reflejar un verdadero movimiento que recoge las diferentes actividades en nuevas denominaciones de los diferentes aspectos metodológicos. Estos nuevos conceptos buscan valorar o potenciar las capacidades y competencias de los alumnos en su proceso de aprendizaje. Mencionar, anticipadamente, como ha ocurrido en tantos fenómenos sociales, que la mayoría de los métodos que explicaré a continuación han alcanzado su máxima difusión a través de la Red por la utilización de su nomenclatura en inglés.

El Blended Learning (Aprendizaje Semipresencial) es ya una realidad en la mayoría de instituciones educativas. Se basa en la combinación de clases presenciales con contenido on-line, gracias a plataformas virtuales de los centros y universidades de todo el mundo, y es una de las mejores opciones para llevar a cabo un aprendizaje de calidad

PERFILES PERSONALES DE EDUCACIÓN 
Como en todos los aspectos de nuestra vida actual, en la formación cada vez más se tiende a los “perfiles personales de educación”, es decir, a adaptar/personalizar las metodologías y contenidos para que sean acordes con las necesidades de cada estudiante. Así, las metodologías avanzan hacia lo que se denomina como aprendizaje adaptativo (adaptive learning).
Detallaré, a continuación, algunos de estos aspectos que se utilizan en la definición de nuevas metodologías en la formación superior.

1.- Deeper Learning
Es un enfoque integral que consiste en facilitar un proceso de aprendizaje que ayuda a los estudiantes a adquirir determinadas competencias consideradas de vital importancia. Entre ellas, se encuentran el desarrollo del pensamiento crítico, las capacidades comunicativas y colaborativas. Esta tendencia se asemeja al aprendizaje basado en proyectos en el sentido de que ambos se basan en el aspecto práctico del aprendizaje.

2.- Mobile Learning
No es una metodología propiamente, sino una nueva técnica que utiliza las nuevas tecnologías como son los teléfonos móviles. Es un medio ideal para acceder a la formación y hacer crecer nuestras posibilidades para adquirir nuevos espacios didácticos.

3.- BYOD (Bring your Own Device)
“Trae tu Propio Dispositivo”. Se trata de una derivación del Mobile Learning. Mientras que el Mobile Learning se centra en el uso del móvil desde la perspectiva del aprendizaje, BYOD hace referencia a la enseñanza y, más concretamente, al profesor que, en lugar de prohibir el uso de dispositivos móviles en el aula, los incorpora a su metodología y ánima a los estudiantes a traerlos al aula para generar más dinamismo en el desarrollo de su actividad docente.

4.- Blended Learning (Aprendizaje Semipresencial)
Es ya una realidad en la mayoría de instituciones educativas. Se basa en la combinación de clases presenciales con contenido on-line, gracias a plataformas virtuales de los centros y universidades de todo el mundo, y es una de las mejores opciones para llevar a cabo un aprendizaje de calidad.

5.- EDM. Educational Data Mining (Minería de Datos)
Se basa en la búsqueda de patrones para crear patrones de aprendizaje. No solo necesitamos recoger información, debemos analizarla para que podamos mejorar nuestra docencia como profesores y dotar de una capacidad de análisis a nuestros alumnos. El manejo del llamado Data es cada vez más necesario en los diferentes procesos de selección de profesionales. Con el EDM conseguimos reforzar las competencias de alumnos y docentes de forma simultánea.

La gamificación se practica desde hace tiempo, pero ha sido en los últimos años cuando el fenómeno ha adquirido una dimensión sin precedentes, y es una de las apuestas recurrentes de los expertos del sector cuando analizan las tendencias actuales y futuras de la Educación

6.- Flipped Classroom (Aula Invertida)
Es una de las metodologías modernas que ha ganado más popularidad en los últimos años. El Flipped Classroom es un modelo pedagógico en el que los elementos tradicionales de la lección impartida por el profesor se invierten: los materiales educativos primarios son estudiados por los alumnos en casa y, luego, se trabajan en el aula.
El principal objetivo de esta metodología es optimizar el tiempo en clase dedicándolo, por ejemplo, a atender las necesidades especiales de cada alumno y desarrollar proyectos cooperativos o trabajar por proyectos. El gran problema es que solo funciona, como casi todas las metodologías de éxito, con estudiantes aplicados y disciplinados.

7.- Aprendizaje Basado en Proyectos
En su esencia, el ABP permite a los alumnos adquirir conocimientos y competencias clave a través de la elaboración de proyectos que dan respuesta a problemas de la vida real. La enseñanza basada en proyectos o tareas integradas supone hoy la mejor garantía didáctica para una contribución eficaz al desarrollo de las competencias clave y al aprendizaje de los contenidos del currículo.
Partiendo de un problema concreto y real, en lugar del modelo teórico y abstracto tradicional, parecen evidentes las mejoras en la capacidad de retener conocimiento por parte del alumnado, así como la oportunidad de desarrollar competencias complejas como el pensamiento crítico, la comunicación, la colaboración o la resolución de problemas.

8.- Aprendizaje Cooperativo
“Más fuertes juntos”. Así se podría resumir de forma sencilla el aprendizaje cooperativo, una metodología que los maestros usan para agrupar a los estudiantes y, así, impactar en el aprendizaje de una manera positiva.
La principal característica es que se estructura en base a la formación de grupos de entre 3-6 personas, donde cada miembro tiene un rol determinado y para alcanzar los objetivos es necesario interactuar y trabajar de forma coordinada.
Los defensores de este modelo teorizan que trabajar en grupo mejora la atención, la implicación y la adquisición de conocimientos por parte de los alumnos.

9.- Gamificación
Procedente del término Game, facilita el aprendizaje de mecánicas y dinámicas propias de juegos y videojuegos en entornos no lúdicos. La gamificación se practica desde hace tiempo, pero ha sido en los últimos años cuando el fenómeno ha adquirido una dimensión sin precedentes, y es una de las apuestas recurrentes de los expertos del sector cuando analizan las tendencias actuales y futuras de la educación.

10.- Design thinking (Pensamiento de Diseño)
Es una metodología que está pensada para dar soluciones a problemas concretos, recurriendo a la empatía de los futuros usuarios para diseñar productos o servicios más funcionales. Se pretende generar en el estudiante la capacidad de innovación y creatividad funcional.
El Design Thinking tiene su base en el pensamiento lógico, la creatividad, la colaboración, la empatía y el aprendizaje a través del error. Porque con este método el rol del alumno cambiaría desde la duda “¿Puedo hacerlo?” hacia la certeza “¡Puedo hacerlo y lo haré!”.
Práctica y activa, esta técnica promete que los alumnos ya no serán simples espectadores de su formación, serán una parte activa de lo que ellos desean ser.

Enviar Comentario