Revista de Análisis Plural

El poder de las mujeres. DAFO

0

Joana Amat Amigó. Vicepresidenta de AMAT IMMOBILIARIS y presidenta de la Fundación FIDEM y de COPERSONA.


DEBILIDADES
  • La maternidad como peso y responsabilidad casi única de la mujer. El hecho de ser madres penaliza. La maternidad aún no ha alcanzado la igualdad real respecto del derecho y las obligaciones de la paternidad a lo largo de toda la crianza de los hijos y no exclusivamente en el momento de nacer.
  • El machismo imperante todavía en muchas empresas o un mal entendido paternalismo que no escucha a la mujer, sino que, en su nombre, toma decisiones como pagar el mismo sueldo, pero rebajar responsabilidades, viajes, promociones, etc.
  • El marco cultural limitativo. Hay un riesgo de dar pasos atrás dada la baja integración de la inmigración, con una gran diversidad cultural proveniente de sociedades donde la mujer todavía no tiene casi derechos adquiridos.
  • La desprotección de las mujeres autónomas. ¿Cuántas mujeres autónomas pueden gozar de la totalidad de una baja maternal? ¿Cómo pueden organizarse en momentos de enfermedades?
AMENAZAS
  • La involución de los derechos conseguidos. La derogación del derecho al aborto en EE.UU. ha hecho retroceder al país cincuenta años atrás. Y esto puede ser solo el principio. La propia vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, advirtió de que, tras suspender el derecho constitucional al aborto, el siguiente puede ser el derecho al matrimonio homosexual o interracial.
  • La lacra de la brecha salarial. Durante años, a todas las mujeres del mundo se les ha descontado una parte del sueldo como penalización por la maternidad, hasta llegar a diferencias sostenidas del 22% entre hombres y mujeres. Esta diferencia tiene, a su vez, otro efecto perverso: ¿quién renuncia a la carrera profesional? ¿Quién pide reducción de jornada? Respuesta fácil: quien cobra menos, la mujer.
  • La pérdida del talento. Nos permitimos perder el talento femenino por causa de la maternidad, cuando todos sabemos que se tienen muy pocos hijos y en tiempo podrían equivaler a realizar un MBA. Este talento mayoritariamente salido de universidades públicas es pagado en muchos casos por los impuestos de personas que nunca podrán llevar a sus hijos a la universidad.
  • Las leyes erróneamente proteccionistas. La reducción de jornada por causa de guarda legal es un despropósito. En Europa también existe, pero la duración es de tres años, hasta el momento de entrar en la escuela infantil. Aquí se puede solicitar hasta que el niño tiene doce años, y sabemos que un 92% de las solicitantes son mujeres de clase media. Mujeres que podrían ser futuras CEO y cortan totalmente su carrera profesional. ¿Podemos perder ese talento?
FORTALEZAS
  • El tesón y el poder transformador de la maternidad. Al contrario de lo que se piensa, la maternidad da una fuerza absoluta para luchar por el propio bebé, una fuerza que, aplicada al mundo laboral, es espectacular si la ponemos en un entorno adecuado. Además, el sentido del cuidado aplicado a los equipos es un elemento de transformación de las empresas. Las madres tienen visión a largo plazo, proyectan el futuro de sus hijos y luchan por conseguirlo. Y saben aplicar esa misma visión a la empresa.
OPORTUNIDADES
  • Los movimientos sociales en auge. Tenemos una cantidad de organizaciones por la lucha por la igualdad de las mujeres y de sus oportunidades laborales y profesionales de alcance mundial como nunca en la historia. Hay corrientes empresariales al estilo del Capitalismo Consciente, Empresas con Propósito, etc., que ponen a la persona en el centro superando la idea de género. COPERSONA es el reflejo de estos movimientos sociales: 45 entidades del mundo de la sanidad, la educación y la economía que trabajan para encontrar un nuevo modelo de corresponsabilidad social adaptado a las necesidades del siglo XXI.
  • El hueco que abren los Planes de Igualdad. Después de años finalmente empiezan a desplegarse, pero no podemos quedarnos aquí. Debemos trabajar para que las empresas de menos de 50 trabajadores también puedan ofrecerlos, pero sobre todo adaptados a sus posibilidades. Es necesaria mucha pedagogía y poca carga administrativa.

Enviar Comentario