Revista de Análisis Plural

Mix energético: DAFO

0

Texto: Elena Bulmer. Profesora del Máster de Gestión de Proyectos de OBS Business School


DEBILIDADES
  • Entre los objetivos de la Unión Europea, en su Marco Sobre Clima y Energía 2030, está la creación de un sistema energético asequible para todos los consumidores. Sin embargo, en España los precios eléctricos siguen al alza. Parte de la causa de este problema es el aislamiento energético del país y su mala conexión a nivel energético con el resto del continente europeo. A pesar de los esfuerzos para conectar España, Portugal y Francia, hasta el día de hoy la península Ibérica sigue considerándose como “isla energética”. El resultado de esta situación se refleja en los precios desorbitados que los usuarios finales tienen que pagar por el consumo energético, mucho más caro, por ejemplo, que en otros países europeos por la falta de competencia. Según Eurostat, España es el quinto país de la Unión a nivel de precio de electricidad debido a estos problemas de interconexión.
  • Para asegurar que se cumplen con los acuerdos de la Cumbre Climática de Paris y encaminarnos hacia la sostenibilidad, se tienen que alcanzar acuerdos y consensos para fomentar la competencia entre las empresas proveedoras de energía.
AMENAZAS
  • Para evitar subidas exorbitadas de precios, parte de la estrategia de la UE es que cada Estado miembro tenga conexión con tres países diferentes, poniendo fin a la dependencia de uno solo. Sin embargo, el aislamiento energético de la península Ibérica sigue en pie y por consiguiente obstaculiza la plena diversificación energética en Europa y el envío de energía renovable al resto del continente (por falta de interconexiones).
FORTALEZAS
  • El mix energético alienta la competitividad dentro del mercado energético. La introducción de las energías renovables lleva a una mayor presión hacia la bajada de precios por parte de los demás proveedores energéticos, lo cual beneficia al usuario final.
  • El hecho de que haya un mix energético incrementa las probabilidades de que el suministro energético sea sostenible en el tiempo. Por ejemplo, en el caso de que se agote un recurso específico, como podrían ser los recursos de combustibles fósiles.
  • El futuro energético tiene que ser sostenible a nivel medioambiental y el mix energético promueve el desarrollo de energías renovables. Además, a través de un mix energético en el que las renovables toman mayor protagonismo, se está cumpliendo mejor con lo que son los acuerdos climáticos de Paris de 2015, desarrollando una hoja de ruta hacia una energía limpia y un futuro sostenible.
OPORTUNIDADES
  • La nueva normativa europea del Marco Sobre Clima y Energía 2030 promoverá la competencia entre las compañías proveedoras de energía, lo que hará que potencialmente bajen los precios a los consumidores finales. De esta forma, el usuario final de esta energía tendrá un papel más relevante respecto a la determinación de precios y, por consiguiente, creará una situación de mayor competencia de mercado entre las empresas.
  • De igual forma, la promoción de un mix energético ayudará al cumplimiento de los umbrales de energías renovables establecidos por la Unión Europea que se fijan en un 27% para el 2030. En este caso, España y Portugal están en posición ventajosa, teniendo en cuenta que ya se encuentran al 17%, en el caso español, y al 25%, en el portugués.
  • Todo apunta hacia un mayor protagonismo de las energías renovables como podrían ser la eólica y la solar. En este sentido, el auge de España en lo que concierne a ambas energías hace que sea una fuente potencial importante de estas fuentes energéticas renovables para el resto de Europa. Por lo tanto, es muy importante que la península Ibérica deje de ser una “isla energética” respecto a su potencial solar y eólico (y que esté bien conectada a las redes energéticas europeas).

Enviar Comentario