Revista de Análisis Plural

Saber escuchar para emprender en la incertidumbre

0

Vivimos tiempos inciertos. O soplan vientos contrarios o hay demasiada calma. Anulan congresos, cierran países enteros, cortan supply chains. ¿Pésimas condiciones para emprender? No, porque los métodos y las herramientas de gestión se inventaron precisamente para emprender cuando sopla el mal tiempo. Así, solo fracasan los que no saben escuchar.

Sébastien Bauer. Responsable de programas de entrepreneurship en TBS Business School en Barcelona.


En 2002 un ingeniero de software llamado Stewart Butterfield tuvo una idea. Un juego on-line masivo, mezcla de Monpoly y Sim City. Además, los jugadores podían subir imágenes de propiedades reales y hasta chatear dentro del juego. Fundó Ludicorp y sacó su juego al mercado.

El mercado solo existía en la cabeza de Butterfield: su juego no se vendió y tuvo que apagar los servidores. Para el empresario del siglo XX, dueño de una visión y responsable de llevarla al éxito, esta hubiera sido la historia de un fracaso. Pero para Butterfield, al contrario, este cierre fue el primero de una serie de grandes logros.

Pese a no jugar, sus clientes no se daban de baja de la plataforma. En vez de cerrar y eliminar las cuentas, observó: seguían activos. No jugaban, pero se conectaban cada día. Preguntó y le contestaron que su juego no valía nada, pero que el utilitario para compartir fotos y el chat eran los mejores del mercado. Abandonó su idea inicial y creó la plataforma de photosharing Flickr, que vendió el 2005 a Yahoo por una cantidad no pública (se rumorean unos 22-25M de dólares). En 2013 finalizó la plataforma de chat profesional Slack: en 2019 levantó 4.6 billones en su I.P.O y fue valorada por 23 billones.


El fracaso del producto nace de no haber testeado la existencia de un mercado. El éxito del empresario viene de escuchar a sus clientes, aun incluso cuando se haya tenido que echar el cierre.

Enviar Comentario