Revista de Análisis Plural

Jóvenes talentos: Pablo Santaeufemia

0

17 de junio de 1989, Madrid
BS en Ingeniería Mecánica (Brown University)
Máster en Gestión de la Innovación Tecnológica (Carnegie Mellon University)

Santaeufemia, consciente del valor de la educación que recibió al “tener la gran suerte de estudiar desde los 16 años en United World College-USA, Brown University y Carnegie Mellon University, a través de becas”, se define como un emprendedor social cuya meta personal es poder utilizar la tecnología para fomentar el crecimiento económico y democratizar, así, el acceso a recursos básicos para aquellos que más los necesitan.

Texto: Emma Bouisset


  • Por qué no debemos perderles la pista?

Es el cofundador y CEO de Bridge for Billions, una incubadora global en línea que en sus primeros dos primeros años en funcionamiento, ha logrado hacer despegar a cerca de 450 start-ups de 40 países, cuando la media que alcanzan otros programas de mentorización y formación similares es de 10-20 proyectos empresariales al año: “Gracias a nuestra plataforma software, somos capaces de multiplicar nuestro alcance por 15 y conectar a muchos emprendedores con los mentores adecuados.”
Actualmente, Bridge for Billions cuenta con una red de más de 500 mentores voluntarios que dedican 1-2 horas a la semana a esta iniciativa. Un número que probablemente aumente en 2019, ya que la incubadora confía en duplicar el número de emprendedores y forjar muchos más puentes con empresas, universidades, fundaciones y gobiernos que compartan su misión social: “Creemos que el emprendimiento es el instrumento más efectivo y sistémico para resolver los grandes problemas del siglo. El mundo necesita hoy más que nunca pymes de base innovadora que puedan crear los empleos del futuro y que no solo desarrollen productos y servicios para los más privilegiados, obviando las necesidades de millones (billions) de personas en el mundo.” De momento, Naciones Unidas ya les ha elegido como su plataforma para programas de emprendimiento, de manera que “el año que viene empezaremos con proyectos pilotos en Etiopía, Nigeria y Camerún”.

  • El (duro) camino hasta gritar ¡Eureka!

“Soy ingeniero mecánico y, a partir de realizar mi máster en Carnegie Mellon University, gracias a la beca de la Fundación Rafael del Pino, me expuse totalmente a las metodologías de emprendimiento e innovación. Y lo vi claro: la mayoría de emprendedores no tiene acceso al conglomerado de recursos –mentores, formación, financiación y contactos con inversores– que he visto en universidades como MIT o Stanford, donde cada año se fabrican cientos de start-ups. Por eso, decidí que debía ayudar a otros emprendedores que entienden muy bien los problemas locales y tienen soluciones de negocio para ellos, pero que necesitan un empujón para ponerlas en marcha. Así, a los 24 años empecé Bridge for Billions.”
Emprender, sin embargo, no es fácil: “Hay que tener una resiliencia casi infinita y una capacidad constante de buscar recursos. Conseguir desarrolladores que quieran trabajar sin cobrar por varios meses, buscar financiación con inversores que no entienden bien el problema que quieres resolver o demasiado adversos al riesgo, gestionar un equipo joven, remoto y totalmente multicultural… Hay muchísimas piedras en el camino. Pero emprender se trata de eso, de, una tras otra, enfrentarte a ellas.”

  • Fracasa y vencerás

“Todo ha sido un aprendizaje. El venir de una familia con pocos recursos definitivamente lo ha hecho cuesta arriba, pero también lo que he tenido que luchar y todo lo que he aprendido… No lo cambiaría por nada.”

  • Los gigantes Pablo Santaeufemia

“He tenido a varios referentes como Paul Polak (fundador de International Development Enterprises), Jacqueline Novogratz (fundadora de Acumen) o Ana Bella (fundadora de Fundación Ana Bella), emprendedores a los que no les vale un “esto es muy dificil”, “no se puede” o “ya se ha intentado”, porque no descansan hasta saber que, gracias a sus innovaciones, el problema está un días más cerca de resolverse. Creo que si el mundo tuviera en el punto de mira a emprendedores que buscan resolver los problemas de la gran mayoría, emprendedores que tienen un propósito claro, la imagen del emprendedor sería muy diferente a la de hoy.”

Enviar Comentario