Revista de Análisis Plural

Jóvenes talentos: Timo Buetefisch

0

17 de enero de 1974, Hannover, Alemania
BSc Economics (European Business School) / Intercambio en Francia y Argentina / MBA (IESE)

Tener valentía, ser muy comercial y comunicar todo el día son los pilares del emprendimiento, según Timo Buetefisch, cofundador y CEO del Grupo Cooltra, quien, pese a haber consolidado ya su modelo de negocio en 30 ciudades europeas, se propone seguir trabajando, como mínimo, cinco años más, para que la movilidad más sostenible y eficiente siga floreciendo en el mundo.

Texto: Emma Bouisset
Fotos: Grupo Cooltrat


  • Por qué no debemos perderles la pista?

Es el cofundador y CEO del Grupo Cooltra, el líder europeo en movilidad sobre dos ruedas, “un proyecto que –en sus propias palabras– mejora la calidad de vida de las personas en las ciudades a través de una movilidad sostenible”.

 Nacido en Alemania, tras estudiar Empresariales en la European Business School y formarse en Francia y Argentina, viajó a Barcelona para cursar un MBA en el IESE, y ya no se marchó. Al acabar, en 2003, fundó su primera empresa, Lilium, un servicio de venta de flores on-line con el que –admite- “fracasé”. Pero, el gusanillo del emprendimiento ya corría por sus venas así que, cuando tres años más tarde tuvo que llevar su moto a reparar al taller y se dio cuenta de que se quedaría sin ella durante un tiempo, “porque no había ninguna empresa que me permitiera alquilar un vehículo de dos ruedas durante tres semanas”, vio que había, aquí, una buena oportunidad de negocio. “Y así empezamos.”

Actualmente, el grupo ya cuenta con tres unidades de negocio: Cooltra, la empresa matriz, fundada con el objetivo de consolidar el renting o pago por uso, a corto y largo plazo, de motos y scooters de gasolina y eléctricas, tanto entre turistas como residentes, y presente en 30 ciudades de 6 países (componen su flota 16.000 motos, el 54% de las cuales son eléctricas); eCooltra, que ofrece servicio de motosharing (motos –eléctricas– por minutos) a nivel europeo; y EcoScooting, la última incorporación, una empresa de reparto de paquetería de última milla (comida, moda) B2B mediante vehículos movidos por energía 100% limpia. Este año, el grupo tiene previsto seguir consolidando el negocio e incrementar su facturación hasta los 42 millones de euros, llegando a los 1.000 empleados.

  • El (duro) camino hasta gritar ¡Eureka!

Aunque reconoce que las tendencias de mercado les han favorecido (“la forma como piensa la gente en la movilidad ha cambiado -un solo ocupante por coche no es sostenible- y hay una tendencia hacia la electrificación, también impulsada por los gobiernos, lo que convierte a los vehículos ligeros en cada vez más atractivos”), emprender un negocio contando con pocos recursos financieros -fundó la empresa con su propio dinero- es un obstáculo nada desdeñable.

Por otro lado, Buetefisch señala otra dificultad en los inicios: la gestión del equipo. “Es algo que no se aprende en la escuela de negocios, hay que vivirlo. Ahora somos 1.000 empleados y llegar hasta aquí ha sido muy complicado. Por ejemplo, retener al personal frente a las ofertas de la competencia.”

  • Fracasa y vencerás

“¿Que si hemos pensado alguna vez en tirar la toalla? Pues sí. Hubo momentos muy complicados, donde no teníamos suficiente tesorería y, por dos veces, en 2008 y 2010, estuvimos muy cerca de la quiebra”, admite.  ¿Cómo lograron revertir la situación? “Reaccionando muy rápidamente. Recortamos gastos y renegociamos con proveedores y empleados: con todos”. Un año más tarde llegaron a 1M€ de facturación, “un momento clave, porque pasas de ser una start-up a una empresa consolidada”.

En cuanto a decisiones equivocadas, “las ha habido”, asegura. “Hemos abierto en algunas ciudades demasiado temprano, por ejemplo, y eso hizo que tuviéramos que cerrar. Y es que, a veces, la expansión geográfica debe realizarse de manera un poco más cautelosa”.

  • Los gigantes Timo Buetefisch

“Sin duda, mi padre, emprendedor, en Alemania. Y otros emprendedores de aquí, compañeros con quienes comparto mucho; y también mis socios, que han invertido en mí. Y luego todo mi equipo, mi gente. También admiro a empresas de éxito más grandes como Sixt. Es una empresa alemana de alquiler de coches que lo hace muy bien.”

Enviar Comentario