Revista de Análisis Plural

Economía circular. DAFO

0

Antes de nada, preguntémonos qué es la “economía circular”, una expresión que ha alcanzado notable protagonismo en los últimos tiempos, acentuando la atención que se le viene prestando desde el decenio pasado.
Según la doctrina de la Unión Europea, “la economía circular es un modelo de producción y consumo que implica compartir, alquilar, reutilizar, reparar, renovar y reciclar materiales y productos existentes todas las veces que sea posible para crear un valor añadido. De esta forma, el ciclo de vida de los productos se extiende”. Se trata, resumiendo mucho, de reducir los residuos al máximo dándoles la oportunidad, mediante su reciclaje, de generar valor.
El Parlamento Europeo votó afirmativamente la Resolución 2017/2211 que, entre otras, “pide a la Comisión que, con miras al próximo período de programación, desarrolle una metodología de seguimiento pertinente, con indicadores adecuados, que permitan una mejor supervisión de la contribución de la política de cohesión a la consecución de una economía circular con objeto de ofrecer un retrato más preciso de las condiciones ambientales y socioeconómicas”.
¿Cómo exponer las ventajas e inconvenientes de implantar la economía circular? Veámoslas en el siguiente DAFO.

Juan Fuertes. Profesor de OBS Business School.


DEBILIDADES
  • La implementación de diseños circulares, para los productos ya existentes, tiene un elevado coste.
  • La economía circular exige la reutilización de todos los componentes de los productos. Para hacerlo posible, deben ser diseñados específicamente para ello. Es muy complicado rediseñar productos ya en el mercado.
  • No todos los intervinientes en la economía (grandes, medianas y pequeñas empresas) tienen las mismas posibilidades de acceso a financiación y a tecnología para implementar procesos y medidas eficientes ecológicamente.
  • Pueden darse vulnerabilidades por el hecho de que los desechos de un tipo de industria pueden ser materia prima para otro. Se crean así una serie de interdependencias no deseadas.
  • Por el momento, el tratamiento de los residuos procedentes de la actividad económica es manifiestamente mejorable, en especial los domésticos y urbanos.
FORTALEZAS
  • La economía circular promueve una mejor utilización de los materiales y los residuos. A los primeros les facilita una mayor vida útil y, a los segundos, un mejor tratamiento y eliminación.
  • Uno de los objetivos de la economía circular es contener el consumo de energía, utilizando nuevas fuentes como el aprovechamiento de la biomasa con productos derivados de la agricultura, ganadería, pesca y otros.
  • Las sucesivas resoluciones y recomendaciones de la Unión Europea van calando en la sociedad y, aunque no con la velocidad deseable, van consiguiendo materializar políticas públicas para su implementación.
  • Posiblemente, al ser una política industrial de nuevo cuño, se generen oportunidades investigadoras en los tres ámbitos de investigación, desarrollo e innovación.
AMENAZAS
  • De momento, enorme dependencia del sector del transporte de los combustibles fósiles, con la consecuencia de las emisiones contaminantes para las personas y el entorno.
  • La conciencia medioambiental, pese a ir mejorando, todavía no es masiva.
  • La resistencia de muchos sectores de actividad a pasar de un sistema lineal a otro circular, por asumir que esto propiciaría su desaparición, con la consiguiente pérdida de puestos de trabajo.
  • Pese a las recomendaciones de las autoridades, no existen todavía directrices claras que garanticen el desarrollo de estrategias.
OPORTUNIDADES
  • Posibles mejoras en el mercado laboral por la creación de puestos de trabajo en los sectores relacionados con el medioambiente: diseño ecológico, reciclaje, etc.
  • Nuevas posibilidades de organización empresarial mediante la utilización de las TIC, con el consiguiente ahorro de costes.
  • La reutilización de recursos puede influir en la reducción de problemas para el medio ambiente. Este, el medio ambiente, es la mayor oportunidad para el progreso económico. Un progreso real, que tenga en cuenta los límites del planeta.
  • Uno de los puntos clave de toda sociedad, la competitividad, puede verse claramente estimulado por la creación y desarrollo de nuevos productos sostenibles.
  • La implantación de la normativa para el desarrollo de esta nueva economía puede tener muchos efectos positivos, tales como el apoyo a los emprendedores, aprovechamiento de sinergias entre diversos sectores, mejor aprovechamiento y reutilización de subproductos y residuos, etc.
  • Además de la reducción de problemas ambientales, puede producirse una mejora de la balanza de pagos del país por reducir las importaciones de insumos ajenos.

Enviar Comentario