Revista de Análisis Plural

El momento de los mediadores de seguros es ahora

0

Uno de los ejercicios más habituales de muchas consultoras es publicar informes sobre las tendencias de cada mercado en el nuevo mundo post-COVID. En los que se han publicado sobre el sector asegurador, se afirma, en general, que los mediadores de seguros son el futuro. Creo firmemente que no somos el futuro; somos el presente.

Elena Jiménez de Andrade. Presidenta del Colegio de Mediadores de Seguros de Madrid.


Y para ello, quiero aportar dos datos. El primero es que los mediadores representamos el 47% del volumen total de la distribución en España. En cuanto al segundo dato, desmiente a las Casandras agoreras que anunciaban la lenta desaparición de los mediadores: hemos crecido 4 puntos porcentuales desde 2016 pese a todo tipo de advertencias. Mi convicción es que, tras la pandemia, los mediadores vamos a volver a ser más importantes que nunca.

Bien es cierto que, para lograrlo, tenemos dos retos post-COVID que hemos de solucionar. El primero es la conectividad con el cliente, con el objetivo de poder dedicar más tiempo a las tareas más importantes. Y el segundo, la conectividad con las compañías aseguradoras, algo que solventa la recién creada plataforma CIMA.

Las empresas que más triunfan no son las más tecnológicas, sino las que mejor resuelven las necesidades de los clientes. Con la actual fatiga digital, los mediadores aportamos la cercanía y profesionalidad que esperan los clientes para que nos anticipemos a sus riesgos. A los mediadores no nos sustituye ni una cámara ni un chatbot. Por eso, no debemos abandonar nunca el valor presencial, máxime cuando, al acercarse el final de la pandemia, muchas entidades bancarias están cerrando. Ahora es el momento de demostrar el verdadero valor de los mediadores.

Para los Colegios, además, esto supone un aliciente en nuestra misión de formar e informar lo mejor posible a los mediadores, cuya ventaja competitiva es nuestra formación. El cliente, que no es tonto, sabe muy bien quién está comprometido con su profesión.

Los mediadores somos unos privilegiados: el trato humano es nuestro core. Los canales que más crecen son los vinculados a un trato personal. Los números no fallan. Es ahora nuestro momento y no otro. ¡Adelante!

Enviar Comentario