Revista de Análisis Plural

Plan estratégico de la familia empresaria

0

Las familias empresarias representan el 57% del PIB (IE, 2015). Para maximizar su vocación de continuidad deben efectuar un plan estratégico, en el que definan a dónde y por qué quieren llegar. Y en el que prevea la solución a los principales retos que deberán superar.

JORGE TARRAGONA. Coach de familias empresarias. Abogado. Profesor de EF de UVIC-UCC.


Las empresas familiares miran a largo plazo, son rápidas y comprometidas. Los propietarios profesionales y responsables se caracterizan por la planificación. Los retos a los que deberá hacer frente la familia empresaria son previsibles: profesionalización, relevo, crecimiento y resolución de conflictos.

El Plan Estratégico de la Familia Empresaria, también conocido como protocolo, debe ser adecuado a las dimensiones respectivas de la empresa y de la familia. Su elaboración requiere tanta o más atención que en el caso del de la empresa, ya que están involucrados sentimientos. Es más importante, por tanto, el proceso de elaboración que el documento en sí. Lo debe elaborar la familia mediante un dialogo sincero, que genere compromiso y unidad. Los externos pueden aportar metodología, pero las decisiones deben ser compartidas por la familia empresaria. Decisiones respecto a las relaciones entre la familia y la empresa, en cuanto a propiedad, gobierno y gestión. Y debe prever escenarios y soluciones; y ser un documento vivo.

Se inicia definiendo quiénes participan en su elaboración, cuál es el patrimonio afecto y los temas relevantes. Debe acordarse un “sueño compartido”; definirse las estructuras de gobierno familiar y empresarial adecuadas; el relevo en la propiedad, gobierno y gestión; las limitaciones a la propiedad y la salida pacífica.

Los retos a los que debe enfrentarse la familia empresaria son muy previsibles. Para garantizar al máximo su continuidad, debe afrontarlos con anticipación, tranquilidad y valentía; pensando que “lo que es bueno para la empresa, es bueno para la familia”. Cada familia empresaria es un mundo, y precisa una solución a la medida de sus características concretas.

Enviar Comentario